COLO-COLO HACE DE TALCA SU BASTIÓN

Rumbista: Guido Vargas.

_

El cuadro albo deja en el olvido un traumático año 2020 y conquista la Copa Chile, luego de doblegar a Everton en la final.

Talca es esa ciudad que es siempre motivo de burla, también es recordada por ser el lugar donde se detectó el primer caso de coronavirus en nuestro país y para Colo-Colo es una ciudad grata donde jugaron ese partido por la permanencia con Universidad de Concepción. De eso ya han pasado siete meses, de aquel equipo sin peso ofensivo y presionado queda muy poco, el presente del cuadro albo es auspicioso y hoy llegó como favorito al partido decisivo, eso sí ese fantasma que persiguió a la escuadra de Gustavo Quinteros hoy reapareció en el primer tiempo con un Everton que sorteó el dominio albo inicial y en los 23′ con un disparo de Rodrigo Echeverría exigió el vuelo sensacional de Brayan Cortés. La polémica se instalaría en los 31′ cuando un balón largo que parecía inservible terminaría dando en la mano de Emiliano Amor, situación que advirtió Juan Cuevas muy cerca del defensa argentino y prosiguió con sus compañeros y la banca de suplentes, el reclamo culminaría con prácticamente todo el equipo de Everton rodeando a Piero Maza que serenó recibió comunicación del VAR y en una rápida revisión reanudó desde el lateral, los reclamos se mantuvieron pero fueron mermando con el correr de los minutos.

Ya en el segundo tiempo, Colo-Colo cambiaría totalmente, en parte gracias al ingreso de Joan Cruz y al reacomodo en la cancha de Leonardo Gil, aunque también se vería favorecido por un error de Diego Oyarzún que no despejó nunca un pelotazo profundo, perdió la posición y todo lo aprovechó Javier Parraguez que generoso tocó a un costado para Pablo Solari que definió a ras de piso con un jugado Franco Torgnascioli. El gol destrabó el encuentro y vino a demostrar las limitaciones de un Everton que extraño e hizo recordar a nuestra Selección ante la carencia de un goleador, que en este caso se encuentra en Centroamérica defendiendo a su país. La estocada final la pondría el joven Joan Cruz que en los 66′ se despachó un verdadero golazo desde media distancia opacando el vuelo del meta ruletero, bautismo de gol para el canterano albo. De ahí en adelante, con más ganas que fútbol Everton intentó, pero como casi siempre eso no fue suficiente.

De esta manera, Colo-Colo ronca nuevamente y festeja el bicampeonato de Copa Chile, el decimotercero de su historia que le permite además como premio extra ser el Chile 4 para la próxima edición de Copa Libertadores

_

FICHA TÉCNICA 
Estadio: Fiscal de Talca
Árbitro: Piero Maza

Colo Colo (2): Brayan Cortés; Óscar Opazo (86’ Bruno Gutiérrez), Maximiliano Falcón, Emiliano Amor, Gabriel Suazo, Bryan Soto (86’ Ignacio Jara), Vicente Pizarro (45’ Joan Cruz), Leonardo Gil, Pablo Solari (74’ Juan Fuentes), Javier Parraguez (90’ Luciano Arriagada), Marcos Bolados. DT. Gustavo Quinteros.

Everton (0): Franco Torgnascioli; Denil Maldonado (83’ Alex Ibacache), Julio Barroso, Diego Oyarzún, Cristopher Medina (64’ Christian Bravo), Gary Moya (70’ Rodrigo Díaz), Rodrigo Echeverría, Benjamín Berríos (64’ Maximiliano Cerato), Dilan Zúñiga, Matías Leiva (64’ Mitchell Wassenne), Juan Cuevas. DT. Roberto Sensini.

Goles: 1-0, 55’ Pablo Solari; 2-0, 66’ Joan Cruz.

_

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *