COMO MATAR 10 AÑOS DE PROYECTO EN 4 MESES.

La UC hoy tuvo su peor presentación del torneo, perdiendo frente a un rival que lucha por no descender


Rumbista: Javier Vergara

Queridos lectores de Rumbo a Primera, debo decir en un primer lugar que, este servidor, cree fielmente en los procesos, es un problema recurrente que pasa en nuestro futbol, y que es uno de los miles de complejos que tiene nuestro balompié criollo, pero en los largos 15 años que llevo viendo este maravilloso deporte llamado futbol, nunca había visto a un DT que lleve a un equipo, como lo es la UC, al borde del ridículo en tan poco tiempo, obviamente, me refiero al señor Gustavo Poyet, quien en el primer día dijo que le parecía a lo menos raro los tipos de reclamos que se hacen en el futbol chileno, hasta allí podría parecer normal, ya que aquí se hace un show a parte el tema de los reclamos, allí puedo estar totalmente de acuerdo, se hace cansino y a la vez, aburre que todos los fines de semanas echen a un técnico por reclamos al viento que no ayudan, si no que desprestigian al futbol nacional. 

Pero aquí topamos en un primer punto bastante decidor, y que puede ser el inicio de lo que veremos más adelante, y es que el señor Gustavo Poyet, junto a su hijo, se han pasado esa regla por donde se han querido, no solo con árbitros, sino que también, con los periodistas (este servidor es un periodista en formación), y esto es inaceptable, tanto esto como que  el colegio de periodistas deportivos solo se haya limitado a dar un comunicado en ese momento, pero en fin, este puede ser una “Excusa Barata” para muchos, y esto es válido, todos podemos pensar de forma distinta, porque el ser humano es la cosa más rara que existe, tanto así, que a este mismo texto se le pueden sacar un montón de interpretaciones validas. 

Tal vez este primer punto no les parezca, pero vamos a otro punto que a mí me parece clave en este proyecto deportivo que, sin lugar a dudas, ha fracasado de manera brutal, y es el tema de las actuaciones individuales, uno se acuerda con los procesos de Ariel Holan y Gustavo Quinteros que las actuaciones eran realmente por sobre la media del futbol chileno, los Diego Valencia, Ignacio Saavedra, Edson Puch, Gaston Lezcano, ETC. A TODOS les bajo el nivel, a Saavedra se le olvido como dar pases hacia adelante, Lezcano es otro que ha bajado su nivel de manera dramática, a Valencia lo hace jugar de extremo, cuando el debiera ser el reemplazante natural de Fernando Zampedri quien, por cierto, también ha bajado su nivel, y ha protagonizado un par de roces con el cuerpo técnico de la católica. 
Sin embargo, si queremos buscar el problemas más grande de todos, y es la razón del porque este texto ha sido creado es la notoria devaluación del equipo, y no es un tema de “vejez” de los jugadores, J. P. Fuenzalida puede desbordarte si está en forma, cuando E. Puch esta encendido, es capaz de generarte ocasiones de gol, pero se perdió todo eso, jugadores en rebeldía con el DT, No hay ideas de juego, bueno, si la hay, y es parecido al ciclo de Julio Cesar Falcioni en el 2014, en el que su mayor aporte, fue perder con el Athletic Club Barnechea en el estadio Santa Laura por la fecha 11 del Apertura de ese año (18/10/2014), ese torneo fue el peor de la Universidad Católica en el último tiempo, y muchos hinchas (me incluyo) pensaron en el descenso si no se hacía un cambio de tuerca. 

Esto se refleja en el partido frente a Palestino, donde se ha visto, una vez más,  la nula idea de juego del elenco cruzado, y lo que preocupa, es que Palestino gana sin hacer mucho, solo fue apretar un poco el acelerador y en 10 minutos hizo 3 goles, si bien, esos 2 goles fueron de penal, eso demuestra los habituales errores en la defensa que han ocurrido en este torneo nefasto. 
El partido fue soporífero, de hecho, fue uno de los malos partidos del torneo, no confundamos, palestino si bien hace 3 goles, no hizo mucho por merecerlos durante el partido, aun asi, hay puntos altos por supuesto, Carrasco marco los 2 primeros goles, Bryan Vejar fue una pesadilla para Catuto Rebolledo y Alfonzo Parot, la lesión de Juan Cornejo y las Expulsiones de Diego valencia (80`) y Clemente Montes (91`) también fueron un factor clave para la goleada, pero esto solo se podría tomar como una excusa barata de quienes aún pudieran apoyar este intento fallido que ha dolido más que otros proyectos que, a mi juicio, fueron mejor manejadas por la dirigencia de Cruzados. 

El tiempo se acabó. El día de ayer se concretó la salida del señor Gustavo Poyet, que le ha hecho un mal, no solo a católica, si no que a todo el futbol chileno. Se empiezan a Manejar nombres, pero por ahora se puede decir que, el ciclo más cansino de los últimos 20 años del futbol chileno ha llegado a su fin. 

                                                   

                                                   



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *