6 años tuvieron que pasar para que Ñublense volviera a ganar en primera división.

En un entretenido encuentro en Chillán, Ñublense sumó sus primeros tres puntos tras vencer a un Cobresal que no levanta cabeza. 


Rumbista: Sebastián Paredes

Se enfrentaban diablos rojos y mineros en el estadio Nelson Oyarzún en Chillán, encuentro de ambos equipos necesitados, Ñublense venia de perder contra la UC y empatar frente a Melipilla, por su parte, Cobresal sumaba un empate contra Huachipato y una derrota contra Colo Colo, sumado a la eliminación en Copa Sudamericana, este partido era un tubo de oxigeno para cualquiera de los dos equipos.

Rápidamente se pudo ver la idea de Ñublense para contrarrestar a la visita, una línea defensiva ubicada bien atrás para evitar darle espacios a las transiciones rápidas del conjunto de Huerta. Aun así, en la primera pelota parada, un cabezazo de Brayan Hurtado, daría en el vertical y milagrosamente le vuelve a caer al venezolano, que define de buena manera y abría la cuenta en Chillán. 5 minutos y lo ganaba Cobresal.

Con esto, el plan de García se podía desmantelar de manera tempranera, pero con paciencia el conjunto chillanejo mantuvo la defensa contenida y de vez en cuando era Campusano el que se sumaba al ataque. El partido tenia una gran intensidad, si bien no lograban conectar de buena manera en ataque, era un ida y vuelta constante con buen trabajo de las defensas. Requena sacaba un buen cabezazo de Mateos y empezaba a pavimentar su gran partido. Minuto 35 y se suelta Jovany Campusano, encontró un gran pasillo y al momento de ingresar al área es derribado por Pablo Cárdenas, no dudó Ahumada y cobraba la pena máxima.

Nicolás Guerra en su primera titularidad pedía el balón con mucha personalidad y convertía el penal, primer gol para el 9 rojo que empataba el partido. La amplitud que ofrecían Reynero y Hurtado no eran suficientes para que Cobresal desbordara de buena manera, la inclusión de Salinas en la punta de ataque buscando un poco más de asociación no tendría los frutos necesarios y se vería un conjunto minero bastante confundido. El primer tiempo fue intenso, pero con pocas ocasiones, se iban al descanso con empate en el marcador.

En el inicio del segundo tiempo, García y Muñoz leyeron bien el problema, la producción de balón en mediocampo no era prolija, ingresó Carvajal en el local y Ragusa en la visita, ambos jugadores para manejar un poco más el balón y calmar la intensidad del encuentro, los cambios funcionaron, el partido bajó mucho la intensidad y se empezó a jugar a un ritmo mas pensante. El partido de Copa Sudamericana dentro de la semana le empezó a jugar en contra a Cobresal y el cansancio físico se le notó, la balanza se inclinó para Ñublense en prácticamente todo el segundo tiempo, sin mucha claridad en ataque, Roberto Gutiérrez no lograba aguantar de buena manera y por las orillas Pinto estaba decidiendo de mala manera. De igual manera, empezó a llegar mucho mas el conjunto local, en el minuto 71 un remate a quemarropa de Mathias Pinto tendría una de las atajadas de la fecha con una tremenda reacción de Requena. García siguió sumando jugadores ofensivos y cada vez estaba mejor parado en cancha, un córner de Mateos casi ingresa al arco cobresalino, pero Rodolfo González la sacaría de la línea.

Llegaba el minuto 85, una gran asociación en ataque terminaría con un desborde de Guerra que con el infalible centro atrás, dejaría a Luis Larry Valenzuela frente al arco, define de buena manera y bate a Requena, merecido gol para los diablos rojos que habían sido más. Este gol tomó 5 minutos de VAR, un procedimiento muy lento por parte de Ahumada, el gol era totalmente valido, igualmente saltó la polémica tras un supuesto penal sobre Marcos Sebastian Pol en la jugada previa al 2-1. El gol era válido y los descuentos Cobresal se lanzó al ataque, en el ultimo córner del encuentro todo el conjunto del Salvador buscaba el empate, y un contragolpe tremendo dirigido por Pinto terminaría en los pies de Bustamante, que sacaría un centro medido para que Maximiliano Quinteros sellara el triunfo del local. Un año le costó al ex Copiapó volver a anotar. Lo ganaba Ñublense de manera justa y sumaba sus primeros tres puntos de la temporada. Cobresal sigue sin conocer la victoria en la temporada. En la próxima fecha Ñublense viajará a Talcahuano para visitar a Huachipato. Mientras que Cobresal recibirá a Santiago Wanderers.

Foto: RedGol

Ficha Técnica:

Estadio: Nelson Oyarzun.    

Árbitro: Gustavo Ahumada.    

Formaciones


Ñublense:  
Hernán Muñoz; Jonathan Turra (70’ Robinson Rivera), Enzo Guerrero, Nicolás Vargas, Jovany Campusano; Federico Mateos; Tomás Rojas (45’ Esteban Carvajal), Fernando Cordero (64’ Luis Valenzuela); Mathias Pinto, Roberto Gutiérrez (70’ Maximiliano Quinteros), Nicolás Guerra (95’ Cristian Bustamante).

DT: Jaime García.    

Cobresal: Leandro Requena; Pablo Cárdenas (82’ Mario Pardo), Rodolfo González, Sebastian Silva, Fernando Ponce; Iván Smith (45’ Franco Ragusa), Eduardo Farias; Felipe Reynero (60’ Marcos Pol), Cristian Maidana (60’ Cristopher Mesías), Brayan Hurtado (75’ Sebastian Varas); Oscar Salinas.  

DT: Gustavo Huerta.    

Tarjetas Amarillas:

ÑUB: 31’ Jonathan Turra; 95’ Nicolás Guerra; 98’ Maximiliano Quinteros.

CSL:

Tarjetas Rojas:

No hubo.

Goles:8’ Brayan Hurtado (CSL); 35’ Nicolás Guerra (ÑUB); 86’ Luis Valenzuela (ÑUB); 97’ Maximiliano Quinteros (ÑUB)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *