Un premio al proceso

Rumbista: Carlos Ruiz.

_


En el campeonato nacional recién terminado solo cuatro equipos mantuvieron a sus cuerpos técnicos hasta el final, incluido Cobresal, que de la mano del trabajo de Gustavo Huerta y su cuerpo técnico hoy es premiado con una clasificación a la próxima Copa Sudamericana.

_


Corría el año 2017 y el elenco de El Salvador vivía uno de sus momentos más complejos, ya que, se encontraban en la lucha por no caer a la Segunda División Profesional, lo que significaría un gran golpe a la institución. Para salvarse recurrieron a un viejo conocido, Gustavo Huerta, quien se haría cargo del equipo minero por cuarta vez. El objetivo era único, permanecer en la Primera B y esto se lograría tras vencer a Iberia de Los Ángeles en casa a solo dos fechas del final.


Para la temporada 2018 se confirmaría que Huerta continuaría y se propondrían como objetivo volver a ser de Primera. Pese a haber estado gran parte del campeonato como puntero, lo cual le daría el ascenso directo, a pocas fechas del final perdería tal condición ante Coquimbo Unido y tendría que jugar la liguilla para aspirar al segundo ascenso. Tras partidos sufridos, el equipo lograría el objetivo y ganaría en Calama ante el favorito Cobreloa el ascenso a Primera División. Otro objetivo cumplido.

_


Ya de vuelta en la división de honor, el objetivo de la institución, como es de costumbre para un equipo recién ascendido, sería el de mantenerse en la categoría. El comienzo fue duro, ya que, tras finalizar la primera rueda del campeonato, Cobresal era una de los peores equipos y el descenso se veía inminente. Además, en una época donde los despidos de entrenadores tras una serie de malos resultados es común, se pensaba en algunos hinchas que el proceso ya estaba terminado. Pero la dirigencia mantendría su confianza en el trabajo realizado y confirmaría la continuidad del entrenador hasta el fin del campeonato. Un nuevo comienzo sería el de la segunda ronda, porque lograría triunfos vitales que cada día lo sacaban más de los puestos de abajo. Al final de la historia, no habrían descensos por el estallido social, pero el elenco del norte terminaría cerca de puestos de copas internacionales y solo alejado por la diferencia de gol. Se podría decir que el objetivo nuevamente estaba cumplido.


Sería el turno del campeonato 2020, otra vez Gustavo Huerta al frente y con la ambición más grande al juramentarse clasificar a una copa internacional dejando de lado el pensamiento en el descenso. Recién un día como hoy 15 de febrero del 2021, conocemos que gracias al triunfo obtenido ante Unión Española de local, los clasificaría por segunda vez en su historia a la Copa Sudamericana. Como declararía al final del encuentro el propio Gustavo Huerta, otro objetivo cumplido.

_

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *